Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
 

Por Gloria Cuenca Bescós / EIA

La paleontología de los pequeños vertebrados

En el río investigamos sobre la paleontología de los fósiles de pequeños vertebrados (o microvertebrados, o microfauna), como los roedores, musarañas, murciélagos, aves, anfibios, reptiles, peces… Al ser estudiados con microscopio y excavados con técnicas micropaleontológicas, se denominan “microfósiles”. Los microfósiles nos sirven para datar los yacimientos de Atapuerca y reconstruir el paisaje y el clima en el que vivieron los seres humanos que habitaron en sus cuevas.

Los roedores fósiles son la mejor herramienta para datar los yacimientos por bioestratigrafía: por el principio de superposición de los estratos y de su contenido fósil, podemos conocer el orden de la sucesión de las asociaciones de la fauna de roedores en una secuencia estratigráfica. Una de las principales características de este orden de mamíferos es que evolucionan a gran velocidad, y esta evolución es observable durante el Cuaternario.

En Atapuerca encontramos tres especies de roedores del género Allophaiomys en los niveles inferiores del yacimiento de la Sima del Elefante, que son sustituidos por un género más avanzado, Microtus, en los niveles del yacimiento de la Gran Dolina. En los estratos de Gran Dolina observamos la desaparición de Mimomys savini que se encuentra en los niveles inferiores, que es sustituido por su especie descendiente, Arvicola aff. sapidus. Todas estas especies se llaman roedores arvicolinos.

En el río hacemos reconstrucciones paleoambientales y paleoclimáticas con la microfauna. En los medios continentales, la entrada de los roedores arvicolinos (topillos) en Europa marca el comienzo del deterioro climático hace 2,6 millones de años.

La técnica más usual se llama secado-lavado-tamizado, porque primero el sedimento se seca completamente para poder disgregarlo en un baño de agua. Luego se tamiza con ayuda de agua a presión o por inmersión. Cuando las condiciones son desfavorables y el agua escasea, habrá que obtener los microfósiles mediante la técnica del cribado en seco, aunque este método limita la recuperación de fósiles de menos de dos milímetros. El procesar kilos y a veces toneladas de sedimento tiene por objeto concentrar los fósiles de pequeño tamaño, imposibles de excavar, separar y manipular a simple vista. Muchos de estos fósiles tienen menos de un milímetro. Un segundo objetivo es el de obtener muestras estadísticamente fiables, al obtener así varios individuos de cada especie y una mayor probabilidad de tener representadas a la mayoría de las especies presentes en el ecosistema del pasado que pretendemos reconstruir.

En la técnica del lavado-tamizado con agua se utilizan tamices de luz de malla de 0,5 mm el inferior al que se le superponen varios tamices de diferentes grosores. Una bomba bombea el agua hacia los tamices mediante mangueras del tipo de las que utilizan los bomberos, con una lanzadera o regulador final que nos permite controlar la presión. Esta técnica, utilizada desde antiguo para la obtención de minerales como el oro en los lavaderos artesanales fue perfeccionada por diversos especialistas.

Desde 1991 llevamos lavando cerca de 20 toneladas de sedimentos excavados en las cuevas de Atapuerca cada campaña, cada mes de Julio, en el río Arlanzón.

Además, como los micromamíferos son la base de la dieta en la cadena trófica de muchos predadores como las rapaces nocturnas, pequeños mamíferos carnívoros e incluso humanos, resulta que el estudio de las acumulaciones de estos pequeños animales es una fuente de datos que sirven para varias cosas (y esto es lo que los hace elegantes para la ciencia); por poner algunos ejemplos:

  • Podemos conocer las preferencias dietéticas de predadores como búhos reales, lechuzas, cárabos, águilas, y otras aves rapaces así como zorros, gatos, garduñas, ginetas, y otros pequeños carnívoros.
  • Podemos conocer cómo evolucionaron estas preferencias dietéticas durante el Cuaternario.
  • Podemos conocer cómo evolucionan las asociaciones de microvertebrados en los yacimientos paleontológicos y/o arqueológicos del Pleistoceno-Holoceno consiguiendo así un registro climático y paleoambiental en hueso, de los últimos 2,6 millones de años (desde el Cuaternario hasta la actualidad).
  • Podemos estudiar la pérdida de biodiversidad a partir del estudio tanto de los taxones como de su ADN y usar la información para predecir los cambios de diversidad en el pasado, acciones de protección de especies en peligro de extinción y control de otras que se están expandiendo a costa de la pérdida de las que desaparecen.
  • Podemos conocer la paleobiología de especies de mamíferos extinguidas que sobrevivieron hasta hace unos pocos miles de años.
  • Podemos conocer cómo responden las especies a los cambios climáticos, cómo especies que aparentemente ocupan nichos similares, se comportan de distinto modo ante los máximos glaciares.
  • Además del estudio de las asociaciones y la distribución taxonómica de los micromamíferos fósiles se empieza a conocer su valor a partir del análisis de isótopos estables en dientes y huesos de roedores, para hacer reconstrucciones paleoambientales.
Patronos Fundadores
 

JUAN LUIS ARSUAGA | JOSÉ MARÍA BERMÚDEZ DE CASTRO | EUDALD CARBONELL

Fundación Caja BurgosDiario de BurgosCaja CirculoSanMiguelIberdrolaEulenRepsol
Patronos Institucionales
 
Junta Castilla y LeónDiputación Provincial de BurgosCamara de Comercio e Industria de BurgosAyuntamiento de BurgosAyuntamiento de AtapuercaAyuntamiento de Ibeas de Juarros
Patronos Científicos
 
CSICUniversidad de BurgosUniversidad ComplutenseUniversidad de Rovira i VirgiliCENIEH
 

Consejeros protectoresSocios benefactoresColaboradores en proyectos culturales y educativosEntidades públicasEntidades que colaboran en la excavaciónCentros de investigación y universidades

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad