Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
El cráneo perteneció a un individuo infantil de una cría de gibón que tenía aproximadamente un año y cuatro meses cuando murió. El cráneo perteneció a un individuo infantil de una cría de gibón que tenía aproximadamente un año y cuatro meses cuando murió. (Fred Spoor / Max Planck Institute Leipzig)
Referenciado en

Alesi, un cráneo infantil de simio de 13 millones de años

Agosto 2017

Un equipo internacional ha publicado un estudio en la revista científica Nature sobre el cráneo infantil descubierto en 2014 en un yacimiento cerca del lago Turkana, al norte de Kenia, al que llamaron Alesi, que en lengua turkana significa antecesor. El cráneo, con una datación de 13 millones de años, pertenece a un simio extinto que vivió durante el Mioceno (entre hace 23 y hace 5 millones de años), periodo en el que emergieron los primates antropomorfos y se expandieron por África y Asia. El hallazgo, según declaran los autores del estudio, “revela el posible aspecto del ancestro común de los humanos y de todos los simios vivos”. Gracias a este descubrimiento se podrá conocer mejor una parte poco conocida de la evolución humana, ya que no hay muchos datos disponibles más allá de los 10 millones de años.

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad