Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto | Más información
Xosé Pedro Rodríguez en su despacho del IPHES. Xosé Pedro Rodríguez en su despacho del IPHES. (Marina Lozano/IPHES)
Xosé Pedro Rodríguez excavando en el yacimiento de Ado Qwaleh (Eritrea) durante la campaña de enero de 2016.Xosé Pedro Rodríguez excavando en el yacimiento de Ado Qwaleh (Eritrea) durante la campaña de enero de 2016. (Tsegai Medin.)
Equipo científico de la campaña 2016 en Eritrea. Equipo científico de la campaña 2016 en Eritrea. (IPHES)

El proyecto arqueo-paleontológico de Egel Ela-Ramud (depresión de Danakil, Eritrea)

Enero 2017

Xosé Pedro Rodríguez/IPHES

El proyecto de investigación de Engel Ela-Ramud se inició en 2012 bajo la dirección de Bienvenido Martínez Navarro y Eudald Carbonell, del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES). El equipo está compuesto por investigadores españoles y eritreos, entre los que se encuentra el Dr. Tsegai Medin, beneficiario de una ayuda posdoctoral de la Fundación Atapuerca.

La zona de estudio se ubica al sur de Eritrea, cerca de la frontera con Etiopía, a unos 25 km al sur del lugar en donde un equipo italo-eritreo desarrolla el proyecto de Buia. Hasta el momento se han efectuado 4 campañas de trabajo (2012, 2013, 2014 y 2016), con el objetivo de localizar yacimientos arqueo-paleontológicos con materiales en contexto estratigráfico. Esta es una zona en donde nunca se habían realizado investigaciones arqueo-paleontológicas, razón por la cual no contamos con información previa de tipo arqueológico ni geológico. En consecuencia, una de las primeras labores abordadas ha sido la realización de un detallado estudio de la geología de la zona, a cargo del profesor Oriol Oms (de la Universidad Autónoma de Barcelona). Paralelamente se realizaron prospecciones para localizar materiales arqueo-paleontológicos, preferentemente en contexto estratigráfico. También se han tomado muestras de sedimento para realizar análisis de paleomagnetismo y dataciones.

Los primeros resultados del estudio geológico han permitido identificar una secuencia estratigráfica de unos 300 metros de potencia. Esta serie incluye conglomerados del Mioceno superior en la base, a los que se superpone una serie de areniscas de grano muy fino en general, con niveles más groseros de gravas y conglomerados intercalados. En el sector oriental de la cuenca la serie estratigráfica está cubierta por una colada volcánica de amplia extensión.

Hasta el momento, han sido localizadas herramientas líticas y restos de fauna en diversos sectores de la cuenca de Engel Ela-Ramud. Las herramientas líticas corresponden al Achelense, al Paleolítico medio y al Paleolítico superior. Estas herramientas fueron talladas utilizando fundamentalmente cuarzo, basalto, cuarcita y obsidiana. En cuanto a la fauna, han sido documentados numerosos fósiles de grandes vertebrados. Contamos con restos de grandes carnívoros (félidos y hiénidos), elefántidos, équidos, jiráfidos, bóvidos, suidos, hipopótamos y cocodrilos. En general muchos de estos restos corresponden a especies del Pleistoceno inferior.

Uno de los lugares más prometedores es Ado Qwaleh (ENG-RAM D1), en donde se ha realizado una excavación arqueológica. La excavación, sobre 12 m2, ha proporcionado 38 artefactos líticos y 6 restos de fauna. Las herramientas líticas consisten en pequeñas lascas talladas fundamentalmente con cuarzo. En este sitio arqueológico no han aparecido bifaces ni hendedores (objetos característicos del Achelense), por lo cual se plantea la hipótesis de que se trate de una industria lítica de Modo 1 u Olduvayense. En cuanto a la fauna, desgraciadamente la mayoría de los restos no son identificables. Destaca un cráneo de mamífero de gran tamaño, pero su mal estado de conservación exige un delicado proceso de restauración que aún no ha podido ser realizado. Todavía no disponemos de dataciones para este yacimiento arqueológico, pero se han tomado muestras que están siendo procesadas.

Este proyecto cuenta con el apoyo y la colaboración del Museo Nacional de Eritrea (Asmara) en donde están depositados todos los materiales arqueo-paleontológicos recuperados. El proyecto, gestionado por la Fundación Atapuerca, está financiado por la Fundación Palarq y por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España (programa de ayudas para proyectos arqueológicos en el exterior).

Resumen de la conferencia impartida por Xosé Pedro Rodríguez, investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), el pasado 19 julio en el auditorio de la Residencia Gil de Siloé de Burgos, en el marco del ciclo de conferencias “40 años del descubrimiento de la mandíbula de la Sima de los Huesos”, organizado por la Dirección General del Instituto de la Juventud de Castilla y León, en colaboración con la Fundación Atapuerca. Este ciclo se realizó, por tercer año consecutivo, coincidiendo con la presencia del Equipo de Investigación de Atapuerca en la ciudad de Burgos, con ocasión de la campaña de excavaciones de los yacimientos de la sierra de Atapuerca.

 

Patronos Fundadores
 

JUAN LUIS ARSUAGA | JOSÉ MARÍA BERMÚDEZ DE CASTRO | EUDALD CARBONELL

Fundación Caja BurgosDiario de BurgosCaja CirculoSanMiguelIberdrolaEulenRepsol
Patronos Institucionales
 
Junta Castilla y LeónDiputación Provincial de BurgosCamara de Comercio e Industria de BurgosAyuntamiento de BurgosAyuntamiento de AtapuercaAyuntamiento de Ibeas de Juarros
Patronos Científicos
 
CSICUniversidad de BurgosUniversidad ComplutenseUniversidad de Rovira i VirgiliCENIEH
 

Consejeros protectoresSocios benefactoresColaboradores en proyectos culturales y educativosEntidades públicasEntidades que colaboran en la excavaciónCentros de investigación y universidades

© 2017 | Todos los derechos reservados | Política de Cookies | Política de Privacidad